Sanchís con acento

Hijo de un veterano madridista que le heredó el nombre, Manolo es leyenda de la Quinta del Buitre. Fue el primero en llegar y el último en irse. Quiso ser portero en sus inicios pero se consumó como un gran defensa central.

Manuel Sanchis Hontiyuelo es su nombre completo. El Sanchis sin acento, porque ese se lo pusieron después y así ha quedado para la eternidad. “Sanchís” con acento y fuerte. Jugó en dos siglos y dos milenios distintos porque no paró desde el día en que Di Stéfano lo metiera al campo en 1983 hasta su retiro en el 2001, siempre defendiendo el inmaculado blanco del Madrid.

Llegó a disputar casi un millar de partidos que sumados todos le dieron un resultado impresionante: 8 campeonatos de Liga, dos Copas del Rey, una Copa de Liga, una Intercontinental, dos Copas de Europa y dos de la UEFA.

Vistió la roja en 48 ocasiones. Fue mundialista en 1990 y participó en la Eurocopa del 88.

En 25 años, el Real Madrid ha tenido 38 defensas centrales, sólo tres de ellos han cumplido más de cinco temporadas con el equipo. Él es uno de esos tres, junto a Fernando Hierro y Sergio Ramos. Y es, desde luego, el segundo jugador (Raúl es el primero) de campo que más partidos de liga ha jugado con el Real Madrid con 523.

Sanchís fue un defensa que nunca dejaba la casa sola. Sobrio, elegante en el trato al balón, con gran colocación y agilidad.

Esa Quinta del Buitre, integrada por Emilio Butragueño, Rafael Martín Vázquez, Miguel González “Michel”, Miguel Pardeza y Manolo Sanchís fue la columna vertebral de un Madrid que deslumbró al mundo en un lustro impresionante en donde, por cierto, Hugo Sánchez alcanzó la máxima altitud en su trayectoria.

Cuando Manolo lo dispuso dio un paso al costado. Estudió en la Universidad Complutense de Madrid y es licenciado en Gestión y Administración de Empresas y tiene un master en Dirección de Empresas Inmobiliarias.

Sanchís ahora es un hombre de cátedra y el club merengue lo ha vuelto a alinear como Director del Master en Dirección y Gestión de Entidades Deportivas “Alfredo Di Stéfano” de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid. Además de que él mismo dirige su propia empresa dedicada a la organización de actividades docentes y deportivas; y escribe su forma de ver el futbol en el diario Marca.

Ese es el proyecto de vida de un hombre que valora el arrojo de quien tiene ideas y se arriesga para ponerlas en marcha.

No hay comentarios: